Las expertas hablan…. Marina Estacio

¿Qué es eso de Marca Personal?

Seguramente más de una vez haya caído en tus manos un artículo, entrevista… en el que ese concepto ha estado presente. ¿Pero sabemos exactamente lo que es? Si estoy emprendiendo, ¿es necesario trabajar mi marca personal?

Bien, buscando un ejemplo muy mundano,  si yo te pregunto ¿qué imagen, cualidades, calificativos se te vienen a la mente cuando piensas en tu vecino o vecina? ¿y cuando piensas en tu panadero o panadera?… la lista de ejemplos podría ser interminable, pero la respuesta a todos ellos sería la misma. La imagen que se dibuja en tu mente de cada una de estas personas, es su marca personal. Dicho de otro modo, marca personal es la huella que dejamos en los demás. Es nuestro perfume personal. Nuestro propio poso.

¿Todos tenemos una marca personal? La respuesta es sí, puesto que todos, en mayor o menor medida, dejamos un rastro en el otro. Pero esa huella puede ser positiva, negativa o apenas perceptible. En el mundo tan globalizado en el que vivimos, trabajar nuestra marca se ha convertido en un elemento clave para alcanzar nuestros sueños y objetivos.

El fin, conseguir estar en la mente de los demás, que nos perciban como la mejor opción de entre todas, y si no la mejor, al menos una que se diferencie del resto. Se trata por tanto de llevar a un plano consciente aquello que hacemos de manera inconsciente. Diseñar nuestra propia estrategia personal que empieza por un camino que va de dentro hacia fuera.

Si yo por ejemplo quisiera vender mi casa, antes de abrir las puertas al público, necesitaría hacer un chequeo en profundidad del estado general de la vivienda (listado de cosas que hay que arreglar, qué quiero resaltar, qué tengo que arreglar, qué me interesa que pase desapercibido… ). Una vez lo tuviese claro, sería el momento de abrirla al público. ¿Hasta aquí de acuerdo? Pues exactamente eso es lo que tienes que hacer contigo misma.

Para diseñar tu propia estrategia de marca personal debes conocerte, saber cuáles son tus fortalezas, cuáles tus debilidades. Debes tener claro tus objetivos profesionales y sobre todo, debes desarrollar una estrategia que te permita comunicarlos. Porque si no le muestras al mundo lo que eres y cómo puedes ayudar a los demás…(termina tú misma la frase).

Cuando emprendemos, el elemento de venta más importante que tenemos somos nosotros mismos. Un buen producto o servicio no se vende por sí solo. La persona que hay detrás es pieza fundamental. Saber comunicar, saber ofrecer nuestra mejor carta de presentación, saber dejar una huella deliciosa en los demás, depende de uno mismo. Depende de ti.

¿Qué imagen quieres que se nos venga a la mente cuando pensemos en ti?

Categorías: Noticias de interés.