1. INTRODUCCIÓN

Tanto si gestionas tu propia empresa, como si delegas este servicio en terceras personas, hay una serie de información que tienes que tener clara a la hora de gestionar tu negocio. Uno de los errores más comunes de las autónomas y pequeñas empresarias es creer que la parte de gestión de su empresa la tienen que delegar (“de eso ya se encarga la gestoría”). La parte de gestión económica, al igual que la parte técnica y de servicios de nuestros negocios, tiene que estar controlada y dirigida por nosotras mismas hasta el punto de ser una parte muy importante de éxito de los negocios. Si asentamos una buena base de gestión económica y marcamos el camino por el que nos queremos dirigir facilitaremos mucho la continuación o futuro de nuestros negocios.

“Una empresa es un conjunto de departamentos que el empresario/a debe conocer, controlar y gestionar adecuadamente, sin importar el tamaño de la empresa”.

empresaTodos estos departamentos existen en cualquier negocio, que en empresas pequeñas o autónomas estén gestionados por una misma persona no es sinónimo de que no existan. Como podéis ver en el dibujo no es lo mismo la dirección de la empresa que el departamento de finanzas o administración, que tienen una misión propia. En las empresas pequeñas suele ser la empresaria la que controla la empresa en su totalidad, podemos decir que:

ADMINISTRACIÓN = DIRECCIÓN

Por lo que será la empresaria la persona encargada de controlar todos los departamentos. ADMINISTRACION DIRECCION En este monográfico vamos a prestar especial atención a la gestión contable de la empresa. Una visión fácil y práctica para aprender a gestionar la parte contable y su importancia a la hora de elaborar los impuestos. Analizaremos la responsabilidad de hacer o no hacer determinadas cosas y aprenderemos a elaborar una correcta cuenta de resultados y sus correspondientes balances.

“A lo largo de este monográfico aprenderás singularidades que te permitirán gestionar bien todos los aspectos relativos a impuestos”.